Volver atrás


Consulta de Noticias

 

Angel Maass: Destacan Regios en Crédito a PyMES
Fuente: El Financiero 10-5-2021
Estimado lector, le comparto que hace unos días estuve viendo un programa financiero de opinión que, entre diversos temas, uno de los panelistas hizo un comentario sobre la fortuna de haber nacido en cierta entidad federativa y el impacto que este hecho podría tener sobre la movilidad laboral y otros factores relacionados con la economía.

Con esta idea en mente, aunque sin pretender hacer una prueba estadística de causalidad, me permití analizar algunas métricas sobre el crédito dirigido a las Pequeñas y Medianas Empresas (PyMES) por la banca comercial en México. Lo anterior, con base a la última información disponible de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) correspondiente al cierre de febrero de 2021. Seguramente habrá que analizar más a profundidad, pero de momento los hallazgos fueron los siguientes.

A la fecha referida, se observa que los saldos crediticios a las PyMES ascienden a 400 mil 827 millones de pesos, que reportan una tasa de -7.2 por ciento anual nominal, es decir, sin descontar inflación. De hecho, sólo cuatro estados del país mostraron un crecimiento, aunque su participación de mercado en conjunto equivale a sólo cinco por ciento.

Por su parte, el índice de morosidad (IMOR) a nivel nacional se ubicó en 6.7 por ciento, alcanzando un máximo de hasta 10.8 por ciento. De manera ilustrativa, se presenta una tabla.

Seguramente, estos datos podrían no resultarle extraños como consecuencia de la desaceleración económica y el menor apetito en dicho segmento, inclusive desde antes de presentarse la era Covid y los múltiples estragos innegables que la pandemia ha causado en muchos ámbitos de nuestras vidas.

Precisamente en este punto, me pregunto por qué en promedio las PyMES muestran un mayor índice de morosidad según la entidad federativa en la que se ubiquen. Más aún, tomando en consideración los distintos escenarios de estrés que actualmente enfrentamos y no propiamente una simulación con algún tipo de herramienta computacional.

El primer pensamiento que brincó a mi mente fue el dinamismo económico de las principales urbes del país que podría explicar más bien su participación de mercado. Sin embargo, nadie en su sano juicio, esperaba que la contingencia sanitaria durara tanto tiempo (y lo que falte).

Al respecto, podría citar a la capital del país y su zona conurbada, que por muchos años han mantenido los mayores saldos en crédito a PyMES. Desafortunadamente, hoy presentan una contracción crediticia e IMOR que contrastan desfavorablemente con los promedios antes señalados. Al respecto, habrá que esperar la evolución de la reactivación económica.

En el caso de Nuevo León y Jalisco, ubicados en el Noreste y Occidente del país, la contracción de saldos ha sido más moderada y sus IMOR relativamente contenidos. Ambas entidades, muestran una participación de mercado de 11.7 y 10.5 por ciento, respectivamente. En lo personal, considero que existen otros estados como Guanajuato, Michoacán y Querétaro que también presentan buenos indicadores, aunque con una participación de mercado que en conjunto equivale a 11.7 por ciento.

Otro hecho que también se hizo muy evidente como consecuencia del Covid fue la fuerte dependencia que algunas entidades federativas tienen con ciertas actividades económicas, por ejemplo, turismo. Lo anterior, como lo ocurrido en el sureste y suroeste del país. Sin embargo, habrá quien diga que hay negocio para todos dependiendo del nivel de riesgo que cada uno quiera asumir, reflejado en términos financieros a través de la tasa de interés.

Ante los ajustes al alza en las perspectivas de crecimiento económico nacional para este 2021, se esperaría que también trajera consigo un mejor panorama para las PyMES. Sin embargo, como algunos analistas han manifestado, la recuperación será heterogénea entre sectores y regiones. Quizá a esto se refería el panelista con su comentario sobre la fortuna de haber nacido en cierta entidad federativa. Ya veremos que nos depara el futuro inmediato.

El autor es economista por el Tecnológico de Monterrey (Campus Monterrey) con máster en finanzas y administración, ambos grados por EGADE. Actualmente es Director de Estudios Económicos de Grupo Unicco, aunque las opiniones aquí plasmadas no necesariamente coinciden con la entidad en la que labora.

Número de página: 1

CMIC - Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción | 2021.